La pregunta mágica

img_0282
Porque ahora todo vale…ya basta 
23 marzo, 2017
EC4729CF-A1D3-4301-A885-0CC63C95361B 2
Voy a estudiar medicina porque tengo un 9,9 de media
6 abril, 2017
Show all

La pregunta mágica

david y yo

Si fuéramos conscientes de la importancia del lenguaje, de aprender a comunicar en tantas y tantas situaciones…nos daríamos cuenta que al final, todo es mucho más sencillo.

“Mamá, no quiero ir al colegio”, esa era la frase más repetida por un niño durante días y días. Sus padres, al principio, quitando importancia…después, la cosa se volvió insistente y preocupante. Porque el mensaje se repetía una y otra vez…

“¿Por qué no quieres ir al colegio?” 

“Porque no quiero”

david y yo

Claro, es que contar las razones, es complicado cuando ni yo mismo las sé. Solo SIENTO que no quiero ir, pero quizás no tenga claro por qué no quiero ir.

“Entonces me acordé de tantos y tantos artículos que he leído tuyos, Noelia, y decidí cambiar la pregunta. Y un día, caminando hacia el colegio, se la hice:

Si pudieras cambiar algo del colegio, ¿qué cambiarías que haría que tuvieras ganas de ir?”

“Mi grupo de trabajo”

“Me temblaban las piernas, Noelia, por fin había encontrado el hilo del que tirar y averiguar las razones de su negativa. No me atrevía a seguir preguntando, así que esperé un poco. Y al rato, le hice otra de las tuyas.

Y ese grupo, ¿qué hace que los quieres cambiar?”

La conversación a partir de ahí fue una maravilla de descripción de la angustia que estaba pasando ese niño y que dio lugar a que se solucionara con cierta facilidad. Una conversación con la tutora, un reajuste y se acabó, vuelve a ir feliz y contento.

Sin entrar en detalles de lo que pasó exactamente y que ya os habréis imaginado, es muy complicado saber qué le pasa a las personas y más a los niños porque no tenemos capacidad de contar nuestras emociones y lo que las generan. Las situaciones conflictivas, los enfrentamientos, el acoso…es complicado de detectar pero sí es verdad que siempre hay pistas.

  • El estado de ánimo.
  • Cómo dormimos por la noche.
  • La insistencia por no querer ir al colegio.

Sin entrar en dramas en el momento que pase algo así, lo primero es estar atento y observar durante días. Observar los signos, y repito, creo que sin dramatizar (para no ver cosas donde no las hay).

Si realmente hay algo, finalmente nos “chirriará” y podremos indagar.

La comunicación, las preguntas mágicas y poderosas, ayudan muchísimo. Solo tenemos que saber cuándo y cómo hacerlas.

¿OS acordáis de cómo comunicar según el estilo de cada niño? Lo conté aquí 😉. Adaptando al estilo y con esas breves preguntas de arriba, se puede averiguar muchísimo.

Ya me contaréis,

Hasta la próxima 🙂

Podéis escucharlo aquí:

Ir a descargar

p.d1: YA MI PRIMER LIBRO A LA VENTA donde trato estos temas y mucho más, información aquíhttp://www.esferalibros.com/libro/no-seas-la-agenda-de-tus-hijos/

p.d2: ¿Quieres recibir los artículos por WhatsApp? Envíame tu número (con el país desde donde escribes) al mail noelia.lopezcheda@gmail.com y podrás tenerlos todos los jueves. Tu teléfono se usará solo para entrar en la lista de distribución de los artículos. Importante el prefijo internacional, ¡gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *