Educando habilidades que NO se miden con tests

ESAS LETRAS ROMANTICAS
Esas letras románticas…del regaetton y sus “artistas” para educar espíritu crítico
13 julio, 2017
libros noe
Leer y no hacer nada = Empatía y creatividad (¡Felices vacaciones!)
27 julio, 2017
Show all

Educando habilidades que NO se miden con tests

IMG_1598

He leído hace poco artículo en la Harvard Magazine Ed sobre las “Habilidades blandas” (concepto curioso) y de nuevo me doy cuenta de la importancia de hacer tanto hincapié en que mis hijos las adquieran. Muchas veces he dicho y suena raro pero es así: que no me interesa que adquieran éxito material, mi objetivo es que tengan equilibrio en toda su persona (mental, emocional y físico). Y ¿por qué? Porque la diferencia entre una vida plena o no, es precisamente ese equilibrio.

Así que cuando la profesora de mi hijo en infantil me dijo: “Es que no llega a….(y no recuerdo qué concepto relacionado con la escritura me dijo)” mi contestación fue:

  • “Pero ¿qué tal se relaciona con los demás? ¿Contigo? y ¿con él mismo?”

(francamente con 5 años que se saliera de la línea y tuviera una letra peor que el resto no me resultaba tan importante como las otras habilidades emocionales que desde bien pequeños hay que trabajar).

La diferencia de las habilidades blandas con las “duras” en el mundo empresarial es que las blandas están relacionadas con la Inteligencia Emocional y hoy en día ya tienen más peso en el entorno laboral que las otras. Las “duras” son las que adquirimos a base de títulos (conocimientos técnicos de nuestro trabajo) y de aprendizaje operativo de nuestra propia labor profesional (en base a la experiencia). Las blandas no se enseñan (mejor dicho enseñaban) en el colegio y se adquieren por educación y madurez vital.

El artículo que comentaba arriba se centra en la Bruns Academy de EEUU una escuela que “pone el énfasis en el aprendizaje social emocional, esto es: desarrollo del carácter, empatía, autogestión, y otras habilidades que caen fuera de las tradicionales (lengua, matemáticas, ciencia)—.[…] Hay un interés creciente en este individual y ampliado enfoque para preparar a los niños para los retos que no se cuentan en los libros”. 

Una de esas habilidades blandas es la responsabilidad por la propia vida y de modo más concreto, esa AUTOGESTIÓN.

Asumir las riendas te pase lo que te pase. Es muy fácil echar balones fuera ante todo, de hecho es comodísimo.

David es un niño que va a su ritmo a la hora de comer, siempre ha comido lo justo y cuando se sienta a la mesa, a veces es una odisea para que termine. Yo creo que la frase que más le repetimos al pobre es: “Venga, come que te descentras”.

IMG_1598

La otra noche volvió a pasar y cuando se lo dijimos, su frase fue: “¡¡Es que me entretenéis!”. Gran momento de “la culpa es vuestra” y echo balones fuera ¿os suena? Y entonces dije con calma:

“Vale, puede ser, pero ¿quién manda en ti? ¿quién decide qué hacer?”

De repente hubo un silencio seguido del ruido de la cuchara dando sobre el plato, tardó 5 minutos en terminar.

Creo que no es fácil educar la responsabilidad y autogestión (además de todas las habilidades blandas que he comentado arriba) porque primero tenemos que mirarnos nosotros. Sin embargo esta última es fundamental para evitar actitudes victimistas por la vida.

Esto está relacionado con la resiliencia, capacidad de recuperarse frente a los reveses de la vida, porque a pesar de lo que “te hagan” siempre decides qué hacer.

Así que una reflexión, ¿tú cómo andas en este tema? En base a cómo estés, así te miran ellos, no lo olvidemos.

Hasta la próxima 🙂

Puedes escucharlo aquí:

Ir a descargar

p.d1: YA MI PRIMER LIBRO A LA VENTA donde trato estos temas y mucho más, información aquíhttp://www.esferalibros.com/libro/no-seas-la-agenda-de-tus-hijos/

p.d2: ¿Quieres recibir los artículos por WhatsApp? Envíame tu número (con el país desde donde escribes) al mail noelia.lopezcheda@gmail.com y podrás tenerlos todos los jueves. Tu teléfono se usará solo para entrar en la lista de distribución de los artículos. Importante el prefijo internacional, ¡gracias!

5 Comments

  1. Ana dice:

    Genial, sólo puedo decir genial.
    Y por qué? Porque nos haces pensar, no sólo en q deben cambiar o en q debemos prestar atencion con ellos, sino tb en no tirar valores fuera nosotros y automirarnos.
    Mi hija con casi 6 años creemos q habla muy contundente cuando hace amigos, y ahora pienso, y Yo? Quizás no sea el mejor ejemplo. Por qué lo hago? Porque así parece q mi opinión tiene más valía y fuerza, pero No, mi opinión es aún tan respetable si la digo sin tanta contundencia y quizás así ella lo practique tb.
    Esto es lo q nos haces, Noelia, ayudarnos a pensar, mil mil mil gracias por eso.

    • NoeliaLopez dice:

      :), gracias Ana. No te creas que eso mismo no me pasa a mi…quiero decir, que alguna vez se me va la pinza. Automáticamente caigo en la cuenta de que estoy haciendo poco de lo que suelo contar y además, ellos me están mirando. Me pasó hace poco hablando con ellos, pensé, “¿les estoy pidiendo escucha y calma mirando a los ojos? ¿Y que estoy haciendo yo?” Así que rectifico y sigo. ;). Cambiar hábitos, mirarnos, tomar conciencia….lleva su tiempo, pero lo bueno es que funciona :). Mil gracias por tu comentario, un abrazo enorme.

  2. Monserrat dice:

    Excelente artículo Noelia. He leido como las empresas al momento de contratar ahora le dan mucha importancia a la Inteligencia Emocional, empatía, etc.
    Que bueno contar con los consejos que usted brinda sobre estas areas.

  3. Sara M. dice:

    Muy bueno Noelia. Pero el ejemplo a mí “me ha matado”. Soy yo la que muchas veces le digo a mi hijo “calla ya, que no me dejas concentrarme”. Y es que no para (y tiene 14 años, que no es que sea un bebé, pobre).

  4. Belen dice:

    Totalmente de acuerdo!! Y a la vez que difícil. Sinceramente creo que ser madre o padre es a la vez que un regalo algo complicado y nos hace falta formación e información.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *