Diferencias entre superpositivismo (happyflower) y optimismo

David y su hoja de tablas
Mamá, no sé memorizar (Yo no sirvo para estudiar)
21 septiembre, 2017
la lección de august
La elección
5 octubre, 2017
Mostrar todo

Diferencias entre superpositivismo (happyflower) y optimismo

ventana optimista

Ayer me echaron del vagón del tren, bueno en realidad me eché yo misma ante el mensaje en forma de bofetón que un señor me lanzó. “Baja el tono, no me interesa en absoluto lo que estás contando”.

Le molestó mi tono entusiasta de la conversación que tenía por teléfono y sí, reconozco que quizás hablaba más alto de lo esperado en un tren (a mi también me molesta cuando lo escucho en otros), simplemente no me di cuenta.

Lo que pasa es que hay maneras y maneras de decir las cosas, y sobre todo hay maneras y maneras de enfrentar la vida.

Ayer fue uno de ESOS días. Las personas que ven lo que pongo por las redes sociales muchas veces me preguntan que cómo es posible esto de la “siempre felicidad”. Entonces yo me sonrío, porque nada más lejos de ese concepto. Porque ayer, fue uno de los días de tener la opción de verlo todo negro. ESOS días.

Tenía ya ganas de hacer una reflexión sobre este tema. La saturación que tenemos y lo cansados que estamos de ver mensajes hiperpositivistas, “¡¡Se puede!!”, “¡¡Tú puedes!!!”, “¡¡Todo es posible!!”, ante las miles de dificultades, problemas, enfermedades, el ambiente que nos rodea….

Ayer en Atocha, después de 4 días (que empezaron en domingo) de intensidad física y mental, sabiendo que llegaría tarde a casa y habiendo perdido el tren con el que hubiera llegado a una hora razonable, mi “estado” no era precisamente feliz y tranquilo. Me faltó el “bofetón del señor”.

Mi estado era de cierto enfado, cansancio, impotencia, victimismo….y del que era perfectamente consciente.

Pues en ese momento no vale el “¡tú puedes! ¡ánimo!!!!”, no en absoluto. A veces no se puede o no puedes voluntariamente.

La diferencia de enfrentar esta situación desde la óptica positiva u optimista frente al happy flower moment, es:

  • Me siento mal, sí, ¿y qué? Físicamente el cuerpo nos afecta mucho, ¿para qué negarlo? Validar y aceptar este momento es fundamental. No quiero ser un robot, soy humana con todas sus cosas y a mucha honra.
  • Como reconozco todo esto también lo distingo y puedo por tanto pensar y decidir. Y el optimista es el que después de aceptar todo eso, decide qué hace. Porque sabe que todo no dura para siempre.
  • Y lo gracioso es que cuando decidimos, casi siempre elegimos sentir algo bueno, que nos haga sentir bien. Pero este segundo paso si no se da el primero (aceptar que me siento mal ¿y qué?) es una irrealidad, es una óptica falsa que anula lo que nos hace humanos que son las emociones negativas y positivas y el estado físico bueno y malo.

Así que soy optimista, sí, elijo todo el tiempo. Hay veces que decido no decidir porque no puedo. No pasa nada. Punto. Pero soy consciente y eso, es estupendo. Porque manejo yo.

No podemos solos. En esta ecuación yo tiro mucho de sentir con otros, porque es básico para que nos ayude a decidir. Las personas necesitamos personas, no lo olvidéis, pidamos apoyo y ayuda.

ventana optimista

El optimismo o la actitud positiva más que estar siempre feliz es esa capacidad de levantarte por la mañana de nuevo, abrir la ventana con curiosidad, mirar qué te encuentras, qué te genera lo que te encuentras y sonreír porque decides cómo lo vas a enfrentar. ¿Mal? ¿Bien? qué más da, sé consciente de que depende de ti y hazlo. No eches la culpa fuera. Tienes todo el derecho a sentir la emoción negativa, a enfadarte, estar triste…..¡¡¡¡¡somos humanos!!!!!, pero una vez comprendido esto….¿qué decides?

Hasta la próxima 🙂

Puedes escucharlo aquí:

Ir a descargar

p.d1: YA MI PRIMER LIBRO A LA VENTA donde trato estos temas y mucho más, información aquíhttp://www.esferalibros.com/libro/no-seas-la-agenda-de-tus-hijos/

p.d2: ¿Quieres recibir los artículos por WhatsApp? Envíame tu número (con el país desde donde escribes) al mail noelia.lopezcheda@gmail.com y podrás tenerlos todos los jueves. Tu teléfono se usará solo para entrar en la lista de distribución de los artículos. Importante el prefijo internacional, ¡gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *