Navegando en aguas turbulentas con adolescentes y no tan adolescentes

experiencia
Pero ¿cómo voy a tener experiencia si nunca me contratáis?
19 octubre, 2017
ese ogro llamado internet
Ese ogro llamado Internet
2 noviembre, 2017
Mostrar todo

Navegando en aguas turbulentas con adolescentes y no tan adolescentes

En el Lago Ness :)

En el Lago Ness :)

“Crispado”, es el término de moda en la tv para definir el ambiente que vivimos…sí, estoy de acuerdo. Estamos como muy tensos…Sigo diciendo que estoy un poco cansada del concepto “gente tóxica” ya que creo que en algún momento todos lo somos o hemos sido. Así que hay que intentar ser “gente vitamina” (como escribí aquí) para vivir más feliz pero es cierto que no queda otra que aprender a vivir con estos entornos y con gente “crispada”.

En el Lago Ness :)

En el Lago Ness 🙂

¿Cómo navegar en esas aguas turbulentas? ¿Cómo lograr encarar esas personas que consumen energía? ¿Cómo lidiar con las emociones de tu adolescente o la rabieta de tu hijo?

Algunas sugerencias que creo pueden ayudar:

1.- Establecer las reglas de juego y beber agua:

“Hablamos esto en otro momento y los dos solos”,

“Ahora no quiero abordar esto, mejor en un rato”,

“Vamos a beber agua y hablamos”.

El recurso de “beber agua” lo aprendí de una charla de Elsa Punset donde decía que para calmar los nervios en una charla, el trago de agua era fundamental para tu cerebro ya que disminuía su sensación de amenaza. No olvidemos que las personas vivimos como una amenaza a la “supervivencia” una conversación de este tipo, nuestro cerebro es así.

Así que tanto si bebo antes de una conferencia, charla, curso, taller como si sugiero beber a mis hijos en este caso, es para templar el ánimo. 😉

¿Por qué nos tranquilizamos con esto? Porque el cerebro “razona” que si te paras a beber agua, la amenaza no es tan terrible.

No os imagináis la de veces que he dado agua a EyD en momentos rabietas…;)

2.- Intenta comprender antes de ser comprendido: este me encanta porque es una máxima que todos nos sabemos muy bien pero que llevamos poco a la práctica.

Sé que es difícil entender por qué tu hijo se pasa horas y se ríe sin parar con los youtubers que para mi muchos solo dicen tonterías, lo sé. Sé que es difícil no poner caras en estos casos o cuando se lanza ante ropa que te espanta o se toma a la tremenda lo que le dices y todo es un drama. Comprender es escuchar con calma la razón última de lo que te están contando….dejemos nuestra necesidad de responder a un lado por un momento.

3.- Ojito a tu cuerpo. Normalmente el cuerpo aquí responde de manera alineada con tu mente y viene a ser una tensión que agarrota cualquier movimiento. Solemos estar como tablas de planchar. Y eso el otro lo nota, así que vigila qué postura pones y verás como al relajarla, el otro también lo hace. Qué majas las neuronas espejo que vienen también aquí al rescate ;).

Sirve de nuevo mucho beber y respirar. No hay nada peor que en los momentos de turbulencia con unos y otros, entremos en la rueda de histeria, alguien debe quedar en calma de los dos. Si no, será complicado resolver.

4.- Usar la genial frase “Lo que yo veo aquí es….”: es una frase no amenazadora para el otro ya que le hablas desde lo que tú interpretas por lo que no amenazas su realidad directamente. Si por el contrario dices: “Lo que estás haciendo es…”, puede ser un mazazo porque estás juzgando y entonces la persona se defenderá con uñas y dientes.

5.- Elige tus batallas, a veces es mejor no entrar….este es evidente, pero se nos olvida ;).

Hasta la próxima 🙂

Puedes escucharlo aquí:

Ir a descargar

p.d1: YA MI PRIMER LIBRO A LA VENTA donde trato estos temas y mucho más, información aquíhttp://www.esferalibros.com/libro/no-seas-la-agenda-de-tus-hijos/

p.d2: ¿Quieres recibir los artículos por WhatsApp? Envíame tu número (con el país desde donde escribes) al mail noelia.lopezcheda@gmail.com y podrás tenerlos todos los jueves. Tu teléfono se usará solo para entrar en la lista de distribución de los artículos. Importante el prefijo internacional, ¡gracias!

4 Comments

  1. Maria dice:

    Gracias Noelia por este post! !! Completamente de acuerdo con el adjetivo “crispado”. Y esa crispacion del día a día
    hace difícil la conversación con mi hija adolescente. La sugerencia del agua ya la conocía…intentaré ponerla en práctica más veces. Y el resto también tienen buena pinta. Ya tengo tarea para esta semana 😉

  2. Raquel dice:

    Me han gustado mucho tus recomendaciones. La de beber agua no la conocía y me parece estupenda. La pondré en práctica en cuento tenga la ocasión, que no tardará mucho al convivir con un niño de 10 años y otro de 7.

    Yo suelo decir que nos tenemos que quitar las “gafas de padre” para escuchar con la mente abierta a nuestros hijos y “mordernos” la lengua en algunas ocasiones para dejarles hablar. Por supuesto, sin olvidar la comunicación no verbal como la postura que tu comentas.

    Gracias Noelia por las sugerencias.

    Un saludo.

  3. Lucy dice:

    Gracias!!. Las que andamos pasando por esta hermosa y desquiciante etapa de ver a tu niño o niña dejar de ser un nene y convertirse en adulto…acompañando y sufriendo sus cambios de humor (un día te ama con locura y el otro eres la causa de todas sus desgracias) y ni qué te digo cuando también te toca a tí pasar por la menopausia…Palante nomas!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *