Sobre la frase: “Las niñas se muestran como p…. en las redes sociales”

No es políticamente correcto
22 febrero, 2018
Educar en valores de igualdad
8 marzo, 2018
Mostrar todo

Sobre la frase: “Las niñas se muestran como p…. en las redes sociales”

Hace meses, una persona me escribió diciéndome que le diera mi opinión sobre una frase que el Juez Calatayud había dicho en un programa de televisión.

La frase fue: “Es que las niñas hoy se hacen fotos como putas…”. Según él y como le escuché más tarde, iba a añadir “y los niños también” pero no le dejaron porque enseguida se le echaron encima por el desafortunado comentario…

Yo al no haber visto la entrevista, me parecía opinar sobre algo evidente, una frase con la que no estaba de acuerdo. Evidentemente yo no hubiera dicho eso, pero sí quería comprobar cuál era el mensaje completo y tuve la oportunidad de hacerlo cuando coincidí con él en las Jornadas Pedagógicas de Albacete. En su charla precisamente contó esta anécdota y pidió disculpas por ser “tan bruto” pero lo que había querido decir era otra cosa.

Efectivamente su manera de hablar, que no deja de ser directa y clara, puede resultar algo bruta, pero el fondo su mensaje era otro. ¿Estuvo fuera de lugar la frase? Sí, el mensaje completo que quiso transmitir desde mi punto de vista, no.

En este tema, a mi me preocupan varias cosas, debido a que cada vez observo a mi alrededor muchos cambios sociales que están impactando de una manera u otra en mis hijos:

El primero:

1.- Hipersexualización de la infancia e influencia en la sociedad: son cada vez más las voces que llevan años hablando de una hipersexualización de la infancia. La frase sobre la protagonista de Stranger Things el pasado 26 de octubre “Es una de las actrices en ascenso más sexys, y sólo tiene 13 años”, en la revista W Magazine desató todo tipo de comentarios. Y aunque siempre ha existido el fenómeno Lolita, hoy parece que en vez de la excepción, es cada vez más habitual sexualizar a los niños.

Y seguro que también recordáis la famosa campaña de Vogue (foto):

Esto implica crecer antes de tiempo con consecuencias nefastas y sinceramente, cada cosa debe ir en su momento.

Lo segundo que me preocupa y enlaza directamente con lo anterior es:

2.- Las redes sociales y las nuevas maneras de comunicar y por lo tanto maneras de exponerse: no neguemos que los niños viven en sociedad y se ven influenciados por ella. Existen miles de mensajes que impactan en ellos diariamente. ¿Está la sociedad influyendo en esa exhibición continua en las redes sociales con poses y gestos aparentemente fuera lugar para la edad de la que estamos hablando? Estoy segura. Por un lado comunican (la comunicación incluye gestos y posturas corporales….) y se exponen, influenciados por lo que ven, por lo que suponen que significa éxito.

Pero claro, no conocen el impacto que puede llegar a tener, como se ve en este vídeo de Unicef.

#noseasestrella,

En determinadas edades hoy, es una búsqueda continua de respuesta (en modo LIKES) para su propia autoestima. El gran problema es que los niños y adolescentes no se regulan (la famosa autoregulación que forma parte de la Inteligencia emocional, aquí más info interesante ) por lo que no son capaces de controlar a la máquina, sino que es mucho más fácil que la máquina les controle. La búsqueda incesante de la respuesta, del like, del placer… es como una droga y como estamos hablando de falta de madurez emocional, al final, entran en una espiral difícil de controlar. (Los mayores también, sí).

Hace años nos preguntaron a los padres en una charla: “¿Qué nos distingue como ser humano?” y todos respondimos, “la inteligencia”. Y él dijo, “No, la intimidad. Si os fijáis, lo que vende, lo que buscamos a veces con morbo, lo que más nos rompe si se expone demasiado…es la intimidad”. Aquello me hizo pensar, y efectivamente para mí es clave inculcar la importancia de no mostrar todo, de mantener esa dignidad y respeto por uno mismo…a veces una fina línea en el mundo que nos movemos.

Como decía Toni Acosta entre divertida y seria en un momento de la entrevista que nos hicieron a las dos para Yo Dona y que sale ¡este sábado! 🙂 : “Soy muy feminista y creo que es fundamental educar en el feminismo para el futuro de nuestras hijas, pero eso no significa que vaya desnuda por la calle”. 😛, Y estoy de acuerdo, la libertad está relacionada con el respeto a uno mismo. Y el respeto a uno mismo quizás pase más por la NO sobreexposición. Complicado.

Por cierto la entrevista en Yo Dona no era sobre esto sino sobre otro tema polémico que genera mucho debate. Hablaré seguramente sobre él próximamente. 😉

Hasta la próxima.

Podéis escucharlo aquí:

Ir a descargar

p.d1: YA MI PRIMER LIBRO A LA VENTA donde trato estos temas y mucho más, información aquíhttp://www.esferalibros.com/libro/no-seas-la-agenda-de-tus-hijos/

p.d2: ¿Quieres recibir los artículos por WhatsApp? Envíame tu número (con el país desde donde escribes) al mail noelia.lopezcheda@gmail.com y podrás tenerlos todos los jueves. Tu teléfono se usará solo para entrar en la lista de distribución de los artículos. Importante el prefijo internacional, ¡gracias!

5 Comments

  1. Anónimo dice:

    Sobre la hipersexualización: ¿se te ha ocurrido mirar las cuentas en IG de alguna niña modelo? Niñas con 12 años vestidas de tal manera que parece que tienen 22. Asusta.

    • NoeliaLopez dice:

      Y tanto que asusta… me parece terrible. Por eso digo en el segundo punto esa manera de hacerse fotos influenciada por todo esto….

  2. Cristina dice:

    Hola Noelia, muchas gracias por hablar de este tema. Es todo un círculo que da miedo…por un lado la hipersexualización de la sociedad, llevo mucho leyendo sobre este tema, y a veces lo comento con otras personas, y no son conscientes de ello, como no son tampoco de los riesgos que tienen al dar un smartphone a su hijo con 12 años. Hace poco leí otro artículo sobre cómo afecta la pornografía a los adolescentes. Sinceramente, creo que se nos está yendo de las manos…no puede ser que un padre diga que a los 12 años le da un móvil porque si no, será el único que no tiene de la clase y le aíslan. Y menciono esa edad, porque es el ppio. de todo, los problemas en casa, educarse con instagram, facebook, youtube sin filtros, violencia, sexo….luego no nos extrañemos de las violaciones en grupo entre menores, el juego del muelle (para morirse), palizas, acosos….pero si lo están viendo y viviendo todo el rato…y Noelia, lo has explicado perfectamente, las niñas y jóvenes no entienden lo de respetarse a sí mismas, su dignidad, su hacerse valer. Salen a ver quién se acuesta con fulano o mengano, promiscuidad a la orden del día, entre chicas de 13- 14 años, yo me asusto, sinceramente. Las consecuencias no tardarán en llegar. Soy enfermera y veo embarazos en preadolescentes, ETS como VIH, herpes genital ya de por vida.. No podemos ver como normal estos comportamientos en personas sin madurez emocional y tan influenciables. Hay que educar, educar y educar. Y hacer nuestros deberes de padres, supervisar y no bajar la guardia. Hoy en día es un reto, yo tengo 3 hijos, el mayor de casi 12 años, y le daré un smartphone cuando sea maduro y responsable, y sepa utilizar las tecnologías adecuadamente, y con muchas condiciones, no cuando el resto de padres quiera por tener la fiesta en paz, aunque paradójicamente, luego los padres se arrepienten porque se les va de las manos, repercute en sus estudios, les crea adicción, y como hemos hablado, se educan viendo contenidos no apropiados para su edad.
    Y sí, estamos confundiendo la libertad de la mujer con la pérdida del respeto a sí mismas. A mí me dan vergüenza ajena cómo van vestidas algunas crías hoy en día. Van buscando guerra, una guerra a la que aún no tienen que ir.

    Un abrazo.

  3. […] Así que me parece que esa sobreexposición a determinadas edades cuando se está formando la imagen de uno, donde el crecimiento de la autoestima está en juego….no toca. Por supuesto mucho menos, ese carácter sensual que lleva…. Todo a su debido tiempo. Pero claro, aquí para opiniones, colores. Y todo respetable. Ya hablé del tema aquí. […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *