Qué fácil es engañarnos

Minutos o semanas
17 mayo, 2018
Habilidades del futuro
31 mayo, 2018
Mostrar todo

Qué fácil es engañarnos

La otra tarde viene mi hija entusiasmada y me dice:

“Mamá va a haber una película continuación de la última de Harry Potter en la que el protagonista es su hijo. Es como la obra de teatro que hacen en Londres”

“¿En serio?”– le contesté- “¿Y cómo lo sabes?”

“Mira el trailer”

Y entrando en Yotube, pasó a enseñarme el trailer de la “película”.

Después de llevar un rato mirando el vídeo algo no cuadraba, y aunque realmente parecía un trailer original le dije a ella, “No me cuadra”.

Pero ya no me escuchaba porque había ido corriendo a escribir a su amiga (otra fanática de Harry Potter) a contárselo.

Efectivamente, ni el trailer estaba en la web oficial de la productora de la película y si te fijabas bien, eran trozos de las películas anteriores muy bien editadas, eso sí.

La llamé de nuevo y le dije: “No le digas nada, esto no es cierto”

“¿Cómo que no? Si lo están anunciando.”

“Pero mira, no es oficial aunque hayan puesto el logotipo de la productora de cine, si te fijas son trozos de películas de antes e incluso escenas nuevas pero mal hechas, ¿lo ves?”

Conforme prestaba atención y como no estaba convencida nos sentamos a buscar información. Efectivamente en varias páginas de cine había noticias sobre la posibilidad de llevar al cine este último libro y que finalmente no se iba a hacer. Comprobamos en varios sitios fiables y lo confirmamos. No iba a haber película por ahora. Solo existe la obra de teatro.

“Hoy todo el mundo puede hacer noticias y crear información que no es cierta. Es fácil hacer un vídeo, escribir un artículo…y la pena es que nos lo creemos todo de manera fácil. Hay que mirar bien, cuestionar quién lo hace (la fuente) y comprobar si no estamos convencidos”– le dije. Ella asentía con cierta decepción por darse cuenta que no iba a haber película pero también siendo consciente de la facilidad con la que habíamos caído las dos.

Es cierto, soy la primera que muchas veces he dado crédito a lo primero que leía, he sido ciertamente poco reflexiva en miles de ocasiones dejándome llevar por “lo primero que sale en Google” (otro tema para hablar con ellos porque que salga primero en el buscador significa que tiene visitas no que sea cierto)….pero como vamos como vamos, rápido, como si se nos acabara la vida….pues no nos paramos a pensar….

Desde hace algún tiempo, soy más crítica, no entro en corrientes informativas varias si no compruebo, elijo lo que leo y compruebo la fuente y los datos.

Tampoco me dejo llevar por el famoso “arde Twitter” ni nada por el estilo. Porque ¿quién es Twitter? ¿Una comunidad que determina las tendencias de pensamiento? No, no creo. Hay mucho más, solo es una parte. Pero claro, lo que haga Twitter es como lo que hace el mundo. Y si nos lo creemos….pues mal vamos.

Y he de reconocer que tampoco me gusta mucho estar comprobando, pero somos muy manipulables, la imagen, internet es un arma grande de manipulación y es por esto que debemos desarrollar muchísimo el sentido crítico. Y por supuesto, ayudar a los más pequeños a desarrollarlo. Y todo eso pasa por COMUNICAR, COMUNICAR Y COMUNICAR. Compartir momentos de preguntarnos qué ven, cómo lo ven, preguntarles, preguntarnos a nosotros mismos…

Como dice Enrique Dans: “Toda una necesidad de reeducar a una sociedad no preparada para ello y hacerles entender que aquello que sus ojos están viendo no tiene por qué haber sucedido realmente, y no es necesariamente producto de una maquinaria sofisticada o cinematográfica de efectos especiales, sino que puede haber sigo creado por casi cualquiera.”

Hasta la próxima….

Podéis escucharlo aquí:

Ir a descargar

p.d: YA MI PRIMER LIBRO A LA VENTA donde trato estos temas y mucho más, información aquíhttp://www.esferalibros.com/libro/no-seas-la-agenda-de-tus-hijos/

 

1 Comment

  1. Lola dice:

    Me ha recordado a cuando mi marido me enseñó uno de Titanic 2 y casi me da un parraque cuando vi que era bola.
    Hay que buscar fuentes fiables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *