Mezclar alumnos, cómo afrontar el cambio.

Notas
14 junio, 2018
Quiero hacerlo bien
28 junio, 2018
Mostrar todo

Mezclar alumnos, cómo afrontar el cambio.

Hace tiempo escribí un artículo sobre mi opinión de mezclar alumnos cada dos cursos teniendo en cuenta el rendimiento y necesidad de adaptabilidad. El artículo que en ningún caso pretende decir qué es bueno o malo, lo escribí basándome en una de las teorías del comportamiento observable en las personas (Niños de colores) y las consecuencias que el hecho de mezclar a los niños tiene en algunos de ellos.

Por supuesto, influyen tantas variables al mezclar a los alumnos que no soy capaz de decir qué es mejor. Lo que sí sé, es que hay que tener en cuenta que aproximadamente y según estadísticas, para la mitad del alumnado es una dificultad: 

“…les supone un gasto extra de energía de adaptación. Con lo cual, tardarán más en rendir, en estar tranquilos y en adaptarse al ritmo de la clase. Necesitan lo conocido para coger el ritmo de la clase…su cerebro trabaja mejor en un ambiente que maneja y conoce.” (extracto del artículo) 

El cambio supone un gasto en adaptación y por tanto “supervivencia” que dejará a un lado la habilidad cognitiva ya que su mente estará más centrada en encontrar recursos para la situación nueva. 

Si sabemos esto, quizás podamos hacer cosas para ayudar a estos niños a que esa adaptación sea mejor….ni más ni menos.

Además de esto, debemos conocer que ante los cambios (sean buenos o NO), las personas siempre mostramos una resistencia natural (SÍ, ANTE LOS CAMBIOS BUENOS TAMBIÉN.)… Estamos acostumbrados a la inercia, a los hábitos…y en cuanto salimos de ahí, el cuerpo y la mente tienen una tendencia a resistirse. 

Solemos pasar por 4 etapas: negación, resistencia, exploración y compromiso-adaptación. Cada persona en función de ese comportamiento que nos caracteriza pasa por las fases de una manera: unos más rápidos que otros. Los extrovertidos (niños amarillos y rojos) tienden a pasarlas más rápidamente, los niños introvertidos y de los que hablo más arriba que les cuesta más lo de cambiar de clase cada vez (niños verdes y azules) tienden a pasarlas mucho más despacio.

En cada fase, unos y otros necesitan recursos para pasar de una fase a otra que es el camino natural del cambio.

Tengo dos hijos muy diferentes y hace unos años cambiaron de colegio. Yo era consciente de todo esto que acabo de contar y también de que cada uno iba a afrontar las etapas y situación de manera diferente. Así que con los dos, hice cosas diferentes.

Con ella era consciente de que le iba a resultar más fácil, es optimista, se adapta bien a las situaciones y suele ver la parte positiva (es muy amarilla) así que me centré en ver con ella la parte positiva del cambio sobre lo que hablábamos muy a menudo. Entonces ella tenía 10 años: “Lo bueno es que tendrás recuerdos de los dos colegios, podrás tener experiencias muy diferentes y eso es muy bueno….conocerás a gente muy distinta y tendrás diferentes grupos de amigos que siempre viene bien. Y en la vida, lo que más te ayuda son las experiencias….cómo vivirlas y decidir qué hacer con ellas”. Funcionó, tiene varios grupos de amigos, en el momento del cambio hablamos mucho todos los días y comentábamos esos aspectos. Yo siempre la animaba a que para ella iba a ser fácil porque le gustaba la gente y todo fue bien….

Con él fue algo diferente. Estaba acostumbrado a su rutina que le daba tanta seguridad (niño azul) y necesitaba mucha información de cómo iban a ser las cosas en su nuevo cole para sentirse tranquilo. Necesitaba conocer “el procedimiento” para sentirse mejor. Y en ello nos pusimos a trabajar. Los primeros días iba a su clase y le acompañaba de cerca, le pedía que me contara cómo se hacían las cosas, hablé con su profesora para conocer mejor todo…él comparaba con su antiguo cole y aunque era absolutamente normal su resistencia, poco a poco fue cogiendo confianza con el nuevo sistema de trabajo. Hablábamos de cómo se desarrollaban las cosas en su clase, de cómo se sentía mejor él y qué podía hacer….y al final también fue bien. Pero tardó mucho más que su hermana. Para él no era tan importante lo que le preocupaba a su hermana como la manera de funcionar de su clase, así que mi manera de ayudarle fue muy diferente. Con su hermana era más importante conocer nueva gente y experiencias nuevas…el cómo funcionaba la clase, no era un problema.

No hay recetas, solo hay que tener la mente abierta y saber cómo podemos ayudar a cada uno a que afronte los cambios en la vida de la mejor manera posible. ¿Qué necesitamos para afrontarlos? Ahí está el truco. Cada uno necesitará una cosa en esas etapas del cambio, búscala, busca lo que le facilita a cada uno el pasar finalmente a la adaptación a ese cambio. Esa es la manera de ayudar, no resistirse a él.

Este tema del cambio irá también en el nuevo libro que estoy escribiendo sobre los niños de colores, me encantaría conocer si queréis saber algo más de este tema para seguir investigando y compartiendo.

También me encantará saber vuestra opinión sobre este artículo.

Espero vuestro comentarios, gracias por leer y si queréis compartir el artículo, ¡adelante!.

Hasta la próxima. 🙂

Podéis escucharlo aquí:

Ir a descargar

p.d: las personas que estáis suscritas al blog y hayáis recibido este artículo vía mail no olvidéis revisar la  Política de Privacidad.

p.d1: YA MI PRIMER LIBRO A LA VENTA donde trato estos temas y mucho más, información aquíhttp://www.esferalibros.com/libro/no-seas-la-agenda-de-tus-hijos/

p.d2: ¿Quieres recibir los artículos por WhatsApp? Envíame tu número (con el país desde donde escribes) al mail noelia.lopezcheda@gmail.com y podrás tenerlos todos los jueves. Debes autorizarme por escrito a incluir tu teléfono en mi agenda para agregarte a la lista de distribución. Tu teléfono se usará solo para entrar en la lista de distribución de los artículos. Importante el prefijo internacional, ¡gracias!

Ver Política de Privacidad.

4 Comments

  1. Noelia dice:

    Uffff esta misma mañana nos decían en él cole que mezclarían las tres clases donde van mis hijos ( mellizos) al pasar a 5 ^ de primaria. Es curioso,,,, para las madres ….. todo un drama,,,,, egoístamente pensaban en ellas,,,, y no en los chicos ,,,,, la profe explicando lo beneficios y pensado en lo niños,,,,, pero las madres erre que erre con que que horror,,,, sinceramente estoy de acuerdo contigo Noelia, cada niño afrontará los cambios de una manera y lo mejor es apoyarles y ayudarles a afrontar el cambio lo mejor posible ,,,, sin perde la perspectiva de que necesita cada niño y no que necesitamos nosotros como padres / madres .
    Tooodos los niños se conocen del patio y de todas las actividades que hace el cole mezclando niños de todos los cursos y todas las clases,,,,,, esta mezcla supones acermamiento a nuevos niños que quizás otros años no trataron tanto con ellos , supone equilibrar clases con respecto a las capacidades de cada niño, supenes un nuevo camino con compañeros de viaje de los cuales aprender cosas nueva ….. supone un curso lleno de posibilidades,,, así afrontaré con mis enanos el próximo año !!!!!
    Noelia me encante la eso de los niños de colores !!!! Cuéntanos más

  2. Anónimo dice:

    Hola Noelia. Yo si estoy a favor de la mezcla de grupos.
    Por una parte, el cambio de colegio que tú has vivido personalmente, creo que es mucho más duro para cualquiera, hasta el más optimista, que una mezcla de alumnos (a no ser que el niño tenga problemas y quiera irse).
    En cuanto a la mezcla de los grupos… Tengo niña y niño, y completamente diferentes. Con la niña, te diría que le hubiera ido bien, porque habría tenido la oportunidad de conocer más de cerca a otros compañeros que, hasta que no han sido más mayores, no ha podido conocer. Además, al recreo salen todos a la vez, y aunque no es mi caso, muchos niños se quedan en el comedor y tienen actividades extraescolares en las que también coinciden, así que no creo que por esos cambios la amistad se rompa. Por otro lado, el niño ha sido mucho de llevarse bien con aquéllos que tenía más cerca (literalmente, con los que estaba en la mesa en clase), sin perder la amistad con los que han sido sus amigos desde siempre. Igualmente creo que le hubiera venido bien tener la oportunidad de conocer mejor a otros compañeros.
    He leído el artículo que enlazas, y da la sensación de que es que se separan los grupos “por amigos”, y no creo que sea así. Normalmente hay muchos más motivos detrás de eso que los padres no queremos ver. Te diré incluso, que en la clase de uno de mis hijos, ha habido casos de bullying por ignorancia. Si desde que eran pequeños, a esos niños se les hubiera dado otra oportunidad, creo que las cosas hubieran sido muy diferentes.
    En fin, como en todo, cada uno cuenta la feria según le venga…

    • NoeliaLopez dice:

      Sí, tienes razón. Me ha hecho reflexionar lo que has escrito. No había pensado en lo del bullying y estoy convencida de que existen muchas más razones de las que conocemos y todas justificadas por parte de los centros. Es verdad que hay que verlo no como algo negativo sino como una situación a la que hay que enfrentarse e intentar que cada uno la supere como mejor pueda hacerlo. Como he dicho, hay niños que les cuesta muchísimo y tienen hasta problemas de salud, y otros nada pero claro, la vida es así. Es mejor dotarles de recursos que evitar la circunstancia. Yo no evité la circunstancia del cambio de colegio sabiendo lo que nos iba a suponer a todos….lo que hice fue concentrarme en qué podía hacer con eso, y aunque no fue fácil, se pasó.
      Respecto al artículo que escribí no era mi intención reflejar lo de las amistades, quizás no especifiqué bien. Muchas gracias por tu reflexión, me ha encantado. Noelia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *